¿Qué es la Terapia Paramnémica Integrativa?


La TPI es una perspectiva de abordaje terapéutico con características muy especiales. Está basada en un modelo que describe el funcionamiento de la mente humana con base en las propuestas investigadas por la psicología científica. La primera característica especial de esta manera de hacer terapia es la visión que provee sobre los problemas a trabajar, ya que el análisis de los mismos está basado en la identificación de los procesos psicológicos básicos del ser humano que han sido estudiados desde diferentes líneas de investigación científica. Esto permite al terapeuta entender las problemáticas con base en el funcionamiento de los procesos motivacionales elementales del consultante. En otras palabras, le permite al terapeuta observar la manera en que está funcionando la mente del cliente tanto en relación a sus pensamientos, así como en sus estructuras emocionales y los aprendizajes que dirigen sus actitudes y personalidad, lo mismo a nivel consciente que inconsciente. Por ello es que desde la TPI el terapeuta puede entender la problemática del consultante de manera muy completa y por tanto plantear formas de trabajo precisas y eficientes para cada caso.

La segunda característica que hace particular a la TPI es que, el entendimiento de los procesos psicológicos mencionados como base del análisis de los casos a tratar le permiten desarrollar un trabajo muy flexible en cuanto a técnicas se refiere. Como el abordaje se encuentra basado en los procesos psicológicos básicos mencionados y no en la teoría de una escuela de terapia en particular, la perspectiva de la TPI puede articular y enriquecer el efecto que promueven las técnicas y estrategias de las diferentes escuelas de terapia. En otras palabras, la visión que aporta la TPI puede funcionar como una guía de intervención que permite apuntalar, evaluar y rectificar el trabajo de terapia utilizando las técnicas de cualquier escuela de psicoterapia. La razón de esto es que las técnicas de intervención de todas las escuelas de terapia buscan activar o inhibir justamente esos procesos psicológicos básicos sobre los que está estructurado el análisis que se realiza en la TPI, por lo que el terapeuta formado en cualquier escuela de terapia obtiene una visión adicional a su propio paradigma, así como conceptos con los que aborda los casos que le dan información sobre los procesos psicológicos que está afectando con sus técnicas. Como consecuencia es capaz de refinar y evaluar la manera en que su intervención está funcionando.

La tercera característica especial es la consecuencia lógica de todo lo anterior: cuando un terapeuta puede entender sus intervenciones desde los procesos psicológicos generales que afecta, se puede abrir a la posibilidad de entender la manera en que otras técnicas de otras escuelas terapéuticas afectan esos mismos procesos, si es que aplicar técnicas de otras escuelas resulta de su interés. Así, la TPI permite a los terapeutas interesados en utilizar estrategias de trabajo óptimas para cada tipo de consultante y cada tipo de padecimiento o problemática abordada, buscar una estrategia de acción que pueda articular técnicas de las diferentes escuelas que haya estudiado. La TPI le brinda el mapa que le permite articular unas técnicas con otras de manera congruente y fundamentada, con base en los procesos psicológicos que debe tocar la intervención. Por ello es que se puede realizar un trabajo integrador y no sólo uno ecléctico en donde se mezclan técnicas sin el entendimiento real de su funcionamiento combinado.


134 vistas
  • White Facebook Icon

©2017 Terapia Paramnémica Integrativa 

Todos los derechos reservados